Parece que la primavera está cogiendo la puerta y deslizándose lentamente hacia otros lugares. Desde las ventanas del monasterio podemos ver...

Sal de tu tierra, atrévete a contar estrellas, a poner nombre a los granos de la arena de todas las...