Nos contaba una amiga que recientemente había tenido que velar a un familiar enfermo en el hospital. La enfermedad no...

A veces, de la forma más sencilla y sin ser consciente de ello, alguien, en una conversación “intrascendente”, de repente...

Cada mañana, Señor, lucho con la pereza. Como en toda lucha unas veces salgo vencida y otras, vencedora. Solo esas...

Ya estaba ahí el amanecer, así que se desperezó lentamente, se despojó de los jirones de duda y se levantó...

No, no esperes mucho más, que no es el momento de frenar la historia. ¿Por qué quieres atar más cabos? ¿Por qué pretendes...