Es entonces cuando te despierta el leve pestañeo. Solo entonces. No es el fragor de los minutos deseando hacerse un espacio concreto. No...

  “Cuando los apóstoles regresaron, le contaron cuanto habían hecho. Y Jesús, tomándolos consigo, se retiró aparte, hacia una ciudad llamada...

¿Quieres no dejar de orar? No dejes nunca de desear...

Si me quedo embebida mirando fijamente el punto por el que te has ido...

-Y tú, ¿qué haces?- preguntó el curioso a la joven que, inclinada, recogía cosas del suelo. -        -  ¿Yo?- preguntó sorprendida, como...