Compartimos esta sugerente reflexión de nuestro hermano trinitario Pedro Huerta.    Comenzar una nueva Pascua es un retorno a todas las experiencias...

¡Y ya estamos en la octava de Pascua! Ocho días que son un único hoy. Nos sentimos agradecidas por este triduo...

Lo que tienen las fiestas es que llevan muchos preparativos, muchos detalles, pero no digáis que no es bonito preparar...

Hasta que la igualdad se haga costumbre. Sin cansarnos. Con oración, con acciones, con paciencia y humildad...