“No critiquéis. Nadie puede venir a mí si no lo atrae el Padre, que me ha enviado” (Jn 6,41-51) Podemos comenzar transformando...