“Si eres hijo de Dios, di que estas piedras se conviertan en pan”. Lc 4, 3 Tras la fuerte e íntima...