Al despertar Jacob de su sueño, dijo: “Verdaderamente el Señor en este lugar y yo no lo sabía” Gn 28,16...