¡Estate quieta!, ¡no te muevas!

¡Estate quieta!, ¡no te muevas!
Muuuuuuchas veces escuché a mi madre decirme eso cuando intentaba peinarme, o atarme los botones del abrigo, o los cordones de los zapatos, o... ¡Quieres estarte quieta!,... pues no, la verdad, no quería, pero me quedaba quieta un ratito, el imprescindible para que ella me acicalara. O el imprescindible para que no acabara riñéndome con más seriedad. Bueno, más o menos seguimos igual. Porque estoy convencida de que a ti también te habrán dicho innume...

Nacer libre y limpia en el Espíritu

Nacer libre y limpia en el Espíritu
En cristiano el viento es Espíritu.Porque sí, porque lo quiso él mismo, o bueno, ella misma, o ellas,... o... en fin, Trinidad, esa experiencia de encuentro, de risa, de amor compartido, repartido y bienpartido que se llama Trinidad, nombre de mujer. El viento sopla cuando quiere y como quiere. Es libre. Unas veces sopla de un sitio, otras de otro... El viento revuelve, incomoda,... y limpia. No puedes atraparlo, ni con las manos, ni con los ojos, ni

Ecomonasterio

Ecomonasterio
Ecomonasterio. Hoy hace dos años que se publicó la encíclica del Papa Francisco "Laudato Si", sobre el cuidado de la Casa Común. Hace unos meses reflexionábamos con otras comunidades de monjas de diferentes órdenes y países sobre la ecología en la vida monástica. Queríamos recoger los desafíos que como creyentes se nos plantean de cara a la ecología y mucho más. En los diálogos nos percatábamos cómo en los últimos cincuenta años hemos ido perdiendo l