Primer Domingo de Cuaresma

Primer Domingo de Cuaresma
  “Luego el Espíritu llevó a Jesús al desierto para ser tentado por el diablo”. Mt 4, 1-11 Así comienza el evangelio de hoy. Llegaremos a las tentaciones pero vamos a detenernos unos segundos en este comienzo. Pocas veces nos encontramos a Jesús como sujeto pasivo: no dice, no sana, no camina, no cruza a la otra orilla, no va, ni viene… es llevado. Y tan pasivo, que no protesta, no pone impedimentos, se entrega, se deja llevar y de esta manera...

El fruto del silencio

El fruto del silencio
"El fruto del silencio es la oración", decía la Madre Teresa de Calcuta. Esta verdad vital la experimentan muchas personas ahora y a lo largo de la historia. Félix de Valois, cofundador de nuestra orden, lo saboreaba en su ermita de Cerfroid, lugar donde se gesta el sueño de la libertad trinitaria.  Hoy, cuatro de noviembre, es su fiesta, y celebramos esa parte íntima, silenciosa y contemplativa que Dios ha puesto en cada ser humano. Es algo natural a todo...

Silencio de Dios.

Silencio de Dios.
¿Nunca te has preguntado qué hay detrás del silencio de Dios? A veces puede parecernos que hay lejanía, incluso ausencia. Esto puede provocarnos una desoladora sensación de desierto, de vacío.  Cuántas veces le reprochamos que lo sentimos, que no sabemos dónde está, ni tan siquiera si está. ¿Por qué estás tan callado, Dios? Entonces pensamos que la calidad de nuestra oración no es muy alta, que no le dedicamos el tiempo suficiente, así que, durante

Enmarcadas por el silencio.

Enmarcadas por el silencio.
A lo mejor no es casualidad que nuestra jornada comience y termine en el silencio. Al menos ése es el medio natural, sin aditivos, conservantes ni colorantes. Otra cosa es que apabullemos la oreja y el corazón con ruido a cualquier hora. Seguro que ese hecho, que amanezcamos en el silencio y concluyamos la jornada en el mismo, responde a alguna estrategia de Dios, que él sabe mucho de “marketing”. Iniciar nuestro día con serenidad, ensanchando la mira

Cada noche en el monasterio…

Cada noche en el monasterio…
Cada noche, en el monasterio, nos reunimos en la iglesia la comunidad y los huéspedes para la breve oración de despedida antes del descanso nocturno, antes de que el silencio abrace nuestro sueño. Esta es una costumbre que ya Juan de Mata quiso proponernos desde el principio de la Orden. "Todas las noches se haga oración en común con los huéspedes..." (Regla trinitaria, número 38) La luz es tenue. La noche envuelve el entorno mientras que la creación se

Dieta del Espíritu.

Dieta del Espíritu.
Hace unos días deambulaba por un supermercado cuando de repente me encontré, o mejor, fui consciente, de que estaba en el pasillo de “Productos para el cuidado el cuerpo”, alimentos bajos en calorías, ricos en fibra, etc. Entonces me vino está idea: nuestro Espíritu necesita alimentos bajos en calorías, ricos en fibra, con pocas grasas... El tiempo de tener el espíritu lleno de grasa, estático, poco ágil ya no está acorde con nuestra sociedad y cultura.

Oratioterapia.

Oratioterapia.
Docenas. Hay docenas de terapias para estar mejor, para ser más felices, para solucionar conflictos personales que se hacen comunitarios, sociales,... Existe un porcentaje elevadísimo de personas que han hecho alguna clase de terapia. Yo entro en el tanto por ciento. Cada día hay más tipos: psicoterapia, logoterapia, auriculoterapia, risoterapia, reflexoterapia, terapias de escucha, corporales, cognitivas,de profundización, de comunicación, con personas,

Te dedico este silencio.

Te dedico este silencio.
El Silencio sana, sosiega y salva. Tres eses entrelazadas, formando una espiral; parece nuestro código genético. Sumergirnos en el silencio nos obliga a encontrarnos con nosotras mismas, con las raíces podridas y con la tierra fértil. También hace que seamos más conscientes de nuestra sed, de nuestro deseo de Más. Buscamos la austeridad del silencio que se posa sobre nuestra propia tierra y va recogiendo nuestros esfuerzos por madurar. Un camino (y a

Los yogures

No puedo evitar que mi mente, un poco juguetona, recurra a la imagen de los yogures cada vez que a nuestra hospedería se acerca alguien con la mirada prendida de un interrogante. Todos llevan un tiempo, más o menos largo buscando. Todos (y ahí viene la metáfora) siguen “consumiendo yogures”, “levantando la tapa” y deseando no encontrar la desalentadora frase de ”sigue buscando”. Por ese proceso hemos pasado muchas personas que ahora creemos, como mínimo, e

Cuando tu Palabra…

Cuando tu Palabra…
... se hace piel en mi vida. No puedo vivir sin mi piel, no la dejo doblada encima de la silla de mi habitación o colgada en el armario. No la mudo, no la cambio... va siempre conmigo, aunque no siempre me agrade... Tu palabra va haciéndose piel con mi piel. De tanto absorberla se hace una conmigo. Tampoco es fácil de llevar porque a veces escuece, o duele, a veces me afea. Otras, en cambio me llena de luz, me embellece... Hacer piel tu palabra, S...