Cuando compartes un poema

Cuando compartes un poema
Si te llega un poema precioso hecho regalo por correo electrónico. Si después te lo tropiezas repetidamente en una búsqueda en internet. Si alguien deja caer cerca de ti alguno de sus versos. Si además habla de Dios, y de una mujer profundamente creyente como fue Gloria Fuertes (cuyo centenario de su nacimiento estamos conmemorando, no os lo perdáis), entonces el poema se impone y conviene compartirlo. Un hombre pregunta... ¿Dónde está Dios?... Se ve,

Testimonio de una huésped

Testimonio de una huésped
Querida comunidad de Suesa Vine a vuestro monasterio estos cuatro días con la intención de tener un tiempo largo de silencio y oración, un tiempo pequeñito pero importante para seguir cuidando y alimentando nuestra pequeñita comunidad, y finalmente con la intención de dejaros una carta en la que os pediría que llevaseis a la oración la vida de las mujeres y los niños de nuestro proyecto. Afortunadamente esto último pudimos compartirlo antes y, sobre tod...

El agradecimiento como meta

El agradecimiento como meta
Dicen los entendidos que el agradecimiento es la cumbre del camino espiritual. Y yo, humildemente, estoy de acuerdo con esa afirmación. Vivir agradeciendo es vivir aceptando lo que se tiene y sobrellevando aquello de lo que se carece. Carece no es malo, en su justa medida, por supuesto. Y saber manejarse por la vida con una actitud agradecida hacia las pequeñas y las grandes cosas pone de manifiesto la humildad y la actitud positiva de quien lo vive así...

Carta del Papa Francisco a los jóvenes

Carta del Papa Francisco a los jóvenes
«Queridos jóvenes, Tengo el agrado de anunciarles que en el mes de octubre del 2018 se celebrará el Sínodo de los Obispos sobre el tema «Los jóvenes, la fe y el discernimiento vocacional». He querido que ustedes ocupen el centro de la atención porque los llevo en el corazón. Precisamente hoy se presenta el Documento Preparatorio, que les ofrezco como una “guía” para este camino. Me vienen a la memoria las palabras que Dios dirigió a Abrahán: «V...

Precisamente a mí. ¿Y por qué no?

Precisamente a mí. ¿Y por qué no?
Precisamente a mí tenía que tocarme. Mira, Señor, no quiero, no quiero y no quiero. Esto que estoy sintiendo no es lo que quiero y no deseo darle paso. Después de un tiempo en el que notaba que algo fallaba se me ha colado en la cabeza, y lo que es peor, en el corazón, la absurda idea de ser monja. Digo ser monja, no "querer" ser monja. Que no, que no quiero, que no sirvo para eso, que mira todo lo que tengo que dejar: familia, mis amigos, mi futuro. Bueno...

¿Y mi vida?

¿Y mi vida?
Sí, esa es la pregunta, ¿qué pasa con tu vida? No es lo mismo que te quiten algo a que lo entregues. Entra en juego la libertad y la voluntad. Cuando te quitan algo ni tienes voluntad ni libertad, además se crea violencia; sin embargo cuando lo entregas, ambas cosas, la voluntad y la libertad son necesarias y entonces se crea paz y plenitud, realmente es cuando tu vida se acrecienta. Ese algo puede ser por ejemplo tu tiempo, o tu vida a pedacitos o comp...

Meditaba yo para entenderlo, pero me resultaba muy difícil

Meditaba yo para entenderlo, pero me resultaba muy difícil
Más que difícil, dificilísimo. Esta frase del salmo 73 es aplicable a cualquier aspecto de la fe. Sobre todo si nos empeñamos en meter la cabezota en los asuntos del corazón. Quizás alguien lo haya entendido pero a mí me echa humo la cabeza cuando intento comprender el misterio de Dios ¿cómo es eso de un Dios hecho ser humano?, ¿cómo un Dios frágil, sometido al espacio y al tiempo?, ¿cómo un Dios que se deja matar y que luego resucita? nada, ya tengo el...

vigilancia y vela en el hospital

vigilancia y vela en el hospital
Nos contaba una amiga que recientemente había tenido que velar a un familiar enfermo en el hospital. La enfermedad no era grave así que la noche que le tocó a ella acompañar al paciente  transcurrió incómoda pero serena. Desde la habitación del hospital podía contemplar el ir y venir de las gentes, los coches y el trajín en los comercios y bares. A medida que avanzaba la noche todo se fue calmando y adquiriendo tintes de quietud.  También la planta d...

Nada que añadir, nada de nada

Nada que añadir, nada de nada
Ni una coma, la enseñanza es patente. No es necesario añadir nada. No hace mucho, hablando con una amiga, nos comentaba que conocía a un monje muy anciano (y recalcaba lo anciano que era alargando la "u" de muy, sonando muuuuuuuuuuuuy anciano) el cual le había dado una gran lección. Este monje le había dicho que estaba perdiendo la memoria, y que se daba perfecta cuenta de ello; él, que había tenido una memoria envidiable, y una lucidez pasmosa.

Fiesta de Todos los Santos

Fiesta de Todos los Santos
Cada vez se hace más difícil esta fiesta de “Todos los Santos” que está íntimamente unida a la de los “Difuntos”. Nuestra sociedad no quiere ni oír hablar de la muerte y con la moda “Halloween” nos distrae, nos entretiene con zoombies, muertos vivientes y esqueletos, que más o menos inconscientemente relegamos al espacio de la imaginación, la ciencia ficción, lo irreal. Pero la muerte no es un cuento, ni una leyenda. Es una realidad con la que tarde o tem