Testimonio de una huésped

Testimonio de una huésped
Querida comunidad de Suesa Vine a vuestro monasterio estos cuatro días con la intención de tener un tiempo largo de silencio y oración, un tiempo pequeñito pero importante para seguir cuidando y alimentando nuestra pequeñita comunidad, y finalmente con la intención de dejaros una carta en la que os pediría que llevaseis a la oración la vida de las mujeres y los niños de nuestro proyecto. Afortunadamente esto último pudimos compartirlo antes y, sobre tod...

Carta de una huésped de Suesa

Carta de una huésped de Suesa
Compartimos la carta que una huésped (hemos omitido aquellos datos que pudieran identificarla) nos dejó tras su estancia en la hospedería del monasterio. Gracias a ti A. por enriquecernos con tu presencia orante y tranquila. ¡Claro que oramos...!   Suesa, 25/8/2016 Queridas hermanas: Me preguntaba ayer cómo era posible que en solo 9 días una pueda conectar tanto y tan intensamente con vosotras. Creo que no os imagináis lo mucho que os debo p

29 de julio Santa Marta

29 de julio Santa Marta
Hoy celebramos la fiesta de Santa Marta, que tristemente tampoco es fiesta litúrgica, solo “memoria obligatoria”. En la Iglesia apenas hemos aprendido a celebrar lo femenino. A Marta, tradicionalmente se la recuerda por haber hospedado en su casa a Jesús y por el afanoso servicio que le brindó. Santa Marta es la patrona de las hospederas y hospederos, modelo de solicitud y servicio ante el huésped. Su mirada atenta y su actitud disponible la llevan a int

Carta abierta de un huésped

Carta abierta de un huésped
Os compartimos esta carta abierta de un huésped que pasó por nuestra hospedería hace un tiempo. Queridas Monjas de Suesa: Nos hemos leído el pensamiento con esta carta porque tenía pensado dejárosla encima de este mismo escritorio sin falta de que me lo dijerais vosotras. No le restaré sinceridad y me esforzaré en trasladar lo que siento y pienso a estos papeles. Creo que salgo de este breve paso por vuestra casa más cohesionado, quizás he conseguid

Una semana en Suesa

Una semana en Suesa
"Una semana en Suesa", así titula uno de nuestros huéspedes su testimonio de agradecimiento y encuentro en la hospedería. Ha sido un privilegio poder compartir la oración y la Eucaristía cada día con la comunidad y sentirnos fortalecidos y enriquecidos con su testimonio de Consagradas. Mujeres con mayúscula, seguidoras apasionadas de Jesús de Nazaret, creativas en sus formas y abiertas en sus entrañas a las heridas de nuestro mundo. Para nosotros, como...

Fin de año en la hospedería de Suesa.

Fin de año en la hospedería de Suesa.
Dos huéspedes nos envían unas palabras a modo de testimonio sobre la experiencia de comenzar el año en la hospedería del monasterio: El día se presentaba con un montón de sentimientos que nos inundaban a cada una al iniciar el viaje. En el aire pululaban regocijos que nos hacían estar inquietas. Las dos, hacía tiempo (un año)  que habíamos decidido no perder la oportunidad, de hacer realidad aquella frase que ya dijimos: “El año que viene, más…”!! Y

Cada noche en el monasterio…

Cada noche en el monasterio…
Cada noche, en el monasterio, nos reunimos en la iglesia la comunidad y los huéspedes para la breve oración de despedida antes del descanso nocturno, antes de que el silencio abrace nuestro sueño. Esta es una costumbre que ya Juan de Mata quiso proponernos desde el principio de la Orden. "Todas las noches se haga oración en común con los huéspedes..." (Regla trinitaria, número 38) La luz es tenue. La noche envuelve el entorno mientras que la creación se

Los yogures

No puedo evitar que mi mente, un poco juguetona, recurra a la imagen de los yogures cada vez que a nuestra hospedería se acerca alguien con la mirada prendida de un interrogante. Todos llevan un tiempo, más o menos largo buscando. Todos (y ahí viene la metáfora) siguen “consumiendo yogures”, “levantando la tapa” y deseando no encontrar la desalentadora frase de ”sigue buscando”. Por ese proceso hemos pasado muchas personas que ahora creemos, como mínimo, e

El verano se nos llena de Dios.

El verano se nos llena de Dios.
Todos los tiempos son tiempos de Dios, no hay duda. El invierno,... la primavera...,  el otoño..., pero cada estación tiene su característica y el verano... ,en verano Dios se llena de rostros, nuevos y viejos, que aparecen, por nuestra casa, por nuestra iglesia, por nuestra vida. Muchas tardes, o muchos amaneceres se nos llena la liturgia de presencias añadidas. Amigos y amigas que quieren compartir un  rato de oración. El coro se impregna de hondura, ...