Sin correr… quédate a la intemperie

Sin correr… quédate a la intemperie
Quédate. En lo pequeño, en lo discreto, entre las flores y entre nosotros. Juguetón, sorprendente, hecho de colores, de pensamientos, de sueños y de historias... No es algo grande ni presuntuoso, no es complicado. Está en tu camino, en tus preguntas. Jesús, el enamorado, no esconde su promesa, al contrario, la coloca lo más cerca de ti posible. ¿Dónde buscas? ¿En qué espacio te mueves? Quédate a la espera, y también al descubierto, quédate

Va pasando el verano

Va pasando el verano
Va pasando el verano. Poco a poco nos aproximamos al mes de septiembre. Hace nada, a finales de junio, en una de las reuniones de comunidad que tenemos semanalmente, reflexiionábamos sobre la llegada de la temporada de verano y el importante número de personas que iban a pasar por nuestra hospedería. En la reunión nos recordábamos que cada huésped es expresión visible y palpable de Cristo y que nuestra misión no es ser unas monjas muy acogedoras, que ta...

¡Te tiene que gustar!

¡Te tiene que gustar!
¡Te tiene que gustar!, me repetía N. Nos ha llevado algunas semanas preparar el nuevo gallinero. Después de la experiencia de hace un par de años nos hemos animado a hacer algo más serio, más duradero. Hemos levantado un nuevo espacio para albergar galinas. Tras preparar el "edificio" terminamos de colocar la cerca. Una vez hecho esto necesitábamos las inquilinas, claro. El mundo de las gallinas, es eso, un mundo. Nosotras estamos empeñadas en ir hac

Cuaresma convertida, tierra buena

Cuaresma convertida, tierra buena
El tiempo de la tierra es el de la cuaresma, y es propicio pare re-flexionar sobre el estilo de vida que cada un@ llevamos. Son muchos los puntos que podemos tocar y renovar, no voy a enumerarlos, cada cual conoce su casa. Además, la cuaresma coincide siempre con el tiempo de la preparación de la tierra, de los semilleros, que más tarde se convertirán en increibles plantas de las que brotarán espléndidos frutos. En esta ocasión os recomendamos un vídeo

vigilancia y vela en el hospital

vigilancia y vela en el hospital
Nos contaba una amiga que recientemente había tenido que velar a un familiar enfermo en el hospital. La enfermedad no era grave así que la noche que le tocó a ella acompañar al paciente  transcurrió incómoda pero serena. Desde la habitación del hospital podía contemplar el ir y venir de las gentes, los coches y el trajín en los comercios y bares. A medida que avanzaba la noche todo se fue calmando y adquiriendo tintes de quietud.  También la planta d...

Invitación para vivir el Adviento

Invitación para vivir el Adviento
No lo aseguro al 100% pero al menos para mí pocos textos hay tan sencillos, tan bellos y tan sugerentes como el que sigue: “el pueblo que andaba en tinieblas vio una luz grande” (Is. 9,2). No tiene desperdicio, posee melodía propia y se te clava en el corazón como un estribillo reconciliador. Os invitamos a iniciar este Adviento saboreando la frase, desmenuzándola, como cuando tienes una sabrosa galleta y no quieres que se termine. Repite despacio...

Témporas de Acción de Gracias y de Petición

Témporas de Acción de Gracias y de Petición
“…quien pide recibe, quien busca encuentra y al que llama se le abre.” (Mt 7,7-11)   He oído decir más de una vez que en la oración solo sabemos pedir y que pocas veces damos gracias. También he oído decir que la oración de petición no tiene sentido, y aunque estoy de acuerdo en que deberíamos ser mucho más agradecidas con Dios, pienso que la oración de petición es absolutamente necesaria. De hecho también nuestra vida se desarrolla entre el ped

Fiestas de nuestros pueblos

Fiestas de nuestros pueblos
Esta fiesta de la Asunción de María en mitad del mes de agosto pone en jaque a muchos pueblos que sacan sus mejores galas e ingenios para festejar y atraer a nativos y turistas. Desde nuestro monasterio esuchamos cohetes de los pueblos vecinos en diferentes días del verano. Dentro del programa de fiestas en torno al santo de turno o, en este caso, a María de Nazaret, aún encontramos un espacio para la celebración de la fe por medio de la eucaristía. No es ...

Dios regala sueños y flores.

Dios regala sueños y flores.
Anda  Dios últimamente regalándonos flores y sueños. Donde menos lo esperas encuentras un  post-it  de su presencia, un “esto es cosa mía, disfrútalo” que te llena el alma. Cuando tenemos el espíritu dispuesto a la bondad resulta mucho más fácil ver eso mismo, la bondad, allá donde poses el corazón. Es más asequible ponerse en el lugar de la otra y tratar de entender su enfado, su mala respuesta o su oscura mirada. Y si no se entiende, al menos es más f...

El minuto heroico

El minuto heroico
Este minuto veloz ya ha aparecido en alguna de nuestras reflexiones comunitarias. Todos tenemos ese minuto heroico del despertar diario. Cuando suena el despertador a veces nuestra mente se independiza y susurra: “... un minuto más..., solo un minutillo...” Volvemos a abrir los ojos y... ¡ya han pasado más de quince! Por eso lo llamamos así, “minuto heroico”, porque en ocasiones hay que hacer un acto de voluntad para incorporarse inmediatamente y comenz...