La Biblia en el centro de nuestra fe

La Biblia en el centro de nuestra fe
La vida monástica es, por definición, vida laical, no nace como comunidad presbiteral. Esto significa que no siempre sea posible, o necesario, disponer de un espacio con un sagrario donde vivir un tiempo de oración personal.  La Palabra de Dios, la Biblia, es la manera más directa para encontrarnos con el rostro de Dios Trinidad, Dios Comunidad. Tradicionalmente se ha hecho mucho hincapié en la adoración eucarística, devoción que hasta el siglo IX no ap...

Domingo XXII del Tiempo Ordinario

Domingo XXII del Tiempo Ordinario
Impresiona este texto del Evangelio y mucho más si lo situamos en el contexto. Echemos la mirada hacia atrás, rebobinemos unos pasos y veamos la escena con más amplitud. "Dichoso tú, Simón"... una bienaventuranza, ..."porque esto te lo ha revelado mi Padre". Simón, reconocido delante de los demás discípulos por su clarividencia, recibe una nueva identidad. Ahora es Pedro, roca. Y recibe una promesa, una profecía, " sobre esta Piedra construiré mi Iglesi

Domingo XV del Tiempo Ordinario

Domingo XV del Tiempo Ordinario
“Aquel día salió Jesús de casa y se sentó junto al lago. Y acudió a él tanta gente, que tuvo que subirse a una barca; se sentó y la gente se quedó de pie en la orilla. Les habló mucho rato en parábolas.” (Mt 13, 1-23) Hoy domingo apetece salir de casa y acudir junto a Jesús al lago, sumarse a ese grupo de gente que se queda junto a la orilla para escuchar la Palabra. Coger la Biblia y volver a releer la parábola de la semilla como quien la escucha...

Domingo XII del Tiempo Ordinario

Domingo XII del Tiempo Ordinario
“No tengáis miedo a las gentes, porque nada hay cubierto que no llegue a descubrirse; nada hay escondido que no llegue a saberse.” (Mt 10, 26-33) En este pequeño fragmento del evangelio de Mateo Jesús nos repite hasta en tres ocasiones “no tengáis miedo.” Y he oído decir que la biblia repite esa misma invitación 365 veces. Podríamos decir que la Palabra de Dios tiene una invitación a la confianza para cada día del año. Dios, que nos conoce muy bien, s

Solemnidad de la Santísima Trinidad

Solemnidad de la Santísima Trinidad
“Tanto amó Dios al mundo…” (Jn 3, 16-18) Y eso precisamente es lo que celebramos hoy: ¡Qué Dios es Amor AMANDO! Dios no solo es amor, porque también es AMAR. La Trinidad, lejos de ser una cosa muy complicada de la que es difícil hablar, sencillamente nos muestra que Dios ama. Es amor activo. El Padre, el Hijo y la Santa Ruah ponen ante nuestros ojos la más bella relación de amor. Y, al mismo tiempo, nos invitan a participar de ella. “Tanto am...

Sexto Domingo de Pascua.

Sexto Domingo de Pascua.
Las lecturas de este sexto domingo de Pascua nos pasean por nuestro interior a modo de guías turísticas para despertarnos a lo esencial, que, como decía El Principito, es invisible a los ojos. Nos llevan hacia lo que habita dentro, nuestros amores, lo que escuchamos, lo que vemos y conocemos y, muy importante, nuestros descubrimientos. Esas experiencias que anclan la existencia en Dios. Felipe en Samaría es capaz de alegrar a toda la ciudad hablando de Je

Quinto Domingo de Pascua

Quinto Domingo de Pascua
  “Llevo tanto tiempo con vosotros, ¿y todavía no me conoces, Felipe?”. (Jn 14, 1-12) Así, de primeras, ¿cómo te imaginas a Jesús en este momento? Sí, sí, así… me refiero a eso que percibes que puede haber detrás de sus palabras, de esta frase; además, sin reparar en el contexto. Más bien tal vez te suene algo así como “Llevo taaaaaaanto tiempo…, ¡¡¿y todavía no me conoces, Felipeee?!!”, a modo mosqueo in crescendo. Aunque también se me ocurre

Cuarto Domingo de Pascua

Cuarto Domingo de Pascua
"El que entra por la puerta es el pastor del rebaño. El portero le abre, las ovejas oyen su voz, él llama a las suyas por su nombre y las saca." (Jn 10, 1-10) Nuestra vida se desarrolla prácticamente en nuestra mente, donde  pensamos,  mostramos nuestro saber, controlamos, imponemos... Pero Jesús en este evangelio nos dice que  nuestra vida  no se desarrolla en la mente, ni se desarrolla en el corazón, que nuestra vida para ser Vida, hemos de vivirla en ...

La risa de la Pascua

La risa de la Pascua
SARA DE UR: “SI YO HUBIERA ESTADO ALLÍ...   ... aquella mañana, si, en vez de María de Magdala, hubiera sido yo, Sara de Ur, la que se encontrase con el hortelano, la que descubriera que el Maestro vivía... creo que habría caído de rodillas sobre la tierra fresca de la mañana y habría empezado a reír. La risa me ha acompañado desde aquella primera carcajada ante el anuncio de Dios de que iba a ser madre en la vejez. Yo, la de vientre estéril, s

Domingo VIII

Domingo VIII
“Sobre todo buscad el Reino de Dios y su justicia; todo lo demás se os dará por añadidura. Por tanto, no os agobiéis por el mañana; porque el mañana traerá su propio agobio.” (Mt 6, 24-34) La pregunta que nos lanza este evangelio es: ¿a quién queréis servir? ¿a Dios? ¿al dinero?. Ambos caminos son exigentes pero completamente diferentes y la meta muy distinta. Lo que no tiene sentido es tratar de recorrer los dos caminos. No se puede. Hay que eleg...