Somos una comunidad de monjas que deseamos vivir poniendo en práctica el Evangelio de Jesús.
Nuestra peculiar forma de vida es una continuación en nuestro tiempo de aquellas primeras personas que atraídas por su experiencia de Dios se apartaron de lo mundano, buscando el silencio y la soledad que necesitaban para vivir en profundidad su relación con Dios. Así crearon las primeras comunidades monásticas, comunidades que se expandieron a lo largo del mundo y a través del tiempo. Se unieron nuevos colores al lienzo llegando al bello paisaje que representa hoy la vida monástica para nuestra sociedad. Dentro de esta pintura, nosotras pertenecemos a la  Familia Trinitaria.
comunidad2014Vivimos pobremente, buscamos la sencillez de vida, cuidamos y mimamos nuestra relación comunitaria, nos sentimos invitadas a la Comunión, a esa forma de vida que Cristo nos ha revelado.

Aquí se puede ver el reportaje que se emitió en el programa PUEBLO DE DIOS acerca de la vida de esta comunidad: