Un lugar para el encuentro…

lugar suesa

Un lugar para el encuentro…

…eso pretende ser nuestra hospedería. Bueno, en realidad, eso pretendemos nosotras con nuestra hospedería: un lugar para que se dé el encuentro.

Las hospederías de los monasterios suelen ser espacios donde se establecen relaciones profundas, donde surgen conversaciones interesantes, se intercambian historias, experiencias,…

Nos encanta. Nos alegra que nuestros huéspedes encuentren aquí personas con las que compartir sueños, proyectos,… vidas en definitiva.

Pero… aspiramos a más, humildemente, aspiramos a más.

Nosotras también soñamos, y sobre esos sueños proyectamos. Por eso queremos que nuestra hospedería sea lugar de encuentro… con la verdad que habita el corazón de cada huésped, con la verdad que es Dios.

Para que eso suceda consideramos imprescindible el silencio, como generador de oportunidad para entablar esa relación con la propia alma habitada. Por ello favorecemos el silencio en el tiempo de las comidas, o que haya cierto clima de búsqueda en el entorno del monasterio.

Nuestra vida transcurre acunada por el silencio, por ese diálogo interior que se va desmenuzando a lo largo del día hasta convertirlo en una tierra fina en la que sembrar.

Nos parece un regalo, un privilegio que queremos compartir, y por eso invitamos a nuestros huéspedes a atreverse a vivir unos días de silencio.

A veces lo que te viene casi forzado resulta después una experiencia inolvidable, o un punto de inflexión en el caminar de la vida.

Quizás, si alguien no nos lo propusiera, o si no fuera, en nuestro caso, una condición de nuestra hospedería te perderías la oportunidad del encuentro radical, original, contigo, con Dios.

Porque el encuentro con el otro, con la otra, es más fácil que surja en otras muchas circuntancias.

También aquí, desde luego, y a lo mejor más rico, porque nace de tu vivencia silenciosa, esa que, como la ventana de la foto, es apertura hacia la luz.

Para nosotras, hermanas de la comunidad de Suesa, acompañar con la oración, el respeto, la discreción, tu experiencia de silencio en nuestra casa es un don y una responsabilidad.

Gracias por ser huésped en búsqueda y elegir nuestra casa.

Te esperamos.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.