¡Hermanas!, ¡bendecidas y regaladas!

hermanas Suesa

¡Hermanas!, ¡bendecidas y regaladas!

Hermanas, así nos sentimos: bendecidas y regaladas por la vida y por la Dios-Vida.

Ponemos también nuestra palabra de compromiso en la búsqueda de la igualdad y la sinceridad dentro de nuestra sociedad, y también de nuestra Iglesia.

Porque Dios nos bendice y nos ama por encima de las pequeñeces humanas.

Dios nos ilumina y nos hace ser reflejo absoluto de su Luz.

Compartimos, atrevidamente, un canto que afirma lo que vivimos como mujeres, como monjas.

Somos bendición… como tú.

Hermanas en la fe, y en el compromiso por recuperar el espacio que nos fue quitado a base de atravesar siglos sin mirar hacia nosotras,… hermanas en la vida, proclamemos que la Vida nos sostiene porque somos parte fundante de ella.

Y Dios Trinidad, espacio de alteridad, de diversidad nos crea y nos recrea en una danza de paz y de esperanza.

¡Feliz 8 de marzo!

 

Audio casero, MUY casero 😉

Partitura: El_Señor_nos_bendice