Experiencia de voluntariado 2018

Experiencia de voluntariado 2018

El pasado mes de agosto concluímos la experiencia de voluntariado de este año en nuestro monasterio.

La idea es acercar la vida monástica a los jóvenes, de entre 21 y 30 años, invitándoles a conocer más de cerca este estilo de vida alternativo.

A cambio del alojamiento y el alimento colaboran con nosotras en las diferentes tareas que puedan surgir: trabajar en el huerto ecológico, recuperar algunos espacios de a finca, mantenimiento de lugares diversos,… Lo que surja, siempre con responsabilidad y en un ambiente de “buen rollo”.

Este “buen rollo” no quita para que invitemos a quienes participan a vivir esta experiencia un poco “más allá”, y para eso nos ayudamos de momentos de silencio, de reflexiones y formación en diversos temas, de oración compartida y de un acompañamiento personalizado.voluntariado

La experiencia de voluntariado está preparada para un pequeño grupo, muy pequeño, pero en los últimos años ha sido muy rica. Durante un tiempo mínimo de 4 semanas surgen muchas cosas, muchas inquietudes, dudas, preguntas,…

También se aclaran caminos, se toman decisiones respecto a la propia vida,… y se disfruta, mucho.

Irene y Ana han sido dos voluntarias este año, y lo han vivido con profunda responsabilidad, metiéndose de lleno, procurando “extraer el meollo dela vida”.

Hemos sido testigos de su proceso interior a lo largo de los días, de las semanas.

Hemos compartido sus “rayadas mentales”, los temores ante lo que descubrían a través del silencio y de la escucha, las risas contagiosas, el asquete por los bichos, la disponibilidad ante el trabajo, la apertura a nuevas ideas,…

También hemos recogido algunas lágrimas, su silencio en la oración, los despertares (o medio despertares) para llegar a la celebración del amanecer, las canciones, historias personales, inquietudes de futuro,… tantas, tantas cosas. voluntariado Suesa

Y todo envuelto en el deseo de algo más, de querer vivir la vida conscientemente, agarrando firmemente las situaciones y mirándolas de frente. Deseo de vivir con intensidad, de aprender a descubrir novedad en cada cosa, en cada paso.

Gracias, Irene y Ana (IrAna) por compartir estas semanas. Descuidad, lo vivido aquí es semilla de futuro, regadlo vosotras que nosotras procuraremos seguir dándole calor.

Hasta siempre.

 

Tags:
No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.