Vía Lucis

Humano

Vía Lucis

Os compartimos el vía lucis que hemos hecho en esta mañana de Pascua en el Monasterio.

PASO 1. MARÍA MAGDALENA

Lee despacio Jn 20, 1-18.

Sabemos que Jesús ha Resucitado.

También sabemos que María Magdalena lo ha visto.

Y sabemos que nos espera en Galilea.

Sí, lo sabemos, pero… pero no basta saberlo. No basta.

 

PASO 2. APARICIÓN A LOS DISCÍPULOS

Lee Jn 20, 19-22.

Sabemos que Jesús ha resucitado. Lo sabemos.

Y estamos aquí todos juntos. O casi todos. Pero tenemos miedo.

Nuestras puertas están cerradas.

El resucitado tiene que colarse, vencer todas nuestras resistencias para darnos su PAZ y su ESPÍRITU y sin embargo todavía no nos basta.

PASO 3. JESÚS Y TOMÁS

Lee Jn 20, 24-25.

Los demás insisten.

Nos cuentan lo que han visto, lo que les ha sucedido.

Pero no basta.

No podemos creer sino tenemos la experiencia.

 

Lee Jn 20, 26-29.

Nuestra falta de fe es premiada con la PRESENCIA del RESUCITADO que nos invita a “tocar” la resurrección con nuestras propias manos.

El resucitado tiene que vencer nuestros miedos y nuestra desconfianza y aunque acabamos siendo capaces de confesarle como el Señor y Dios de nuestras vidas, todavía no nos basta.

 

PASO 4. JUNTO AL RÍO

Lee Jn 21, 1-13.

Lleno de ternura, el Resucitado nos sale al camino en nuestras noches.

En nuestras noches más estériles, cuando todo nuestro esfuerzo ha sido vano.

Él llega, como el amanecer, discreto, delicado, pero llenándolo todo. Cuidando de los detalles más pequeños, con la mesa preparada y el pan tierno.

Tanta ternura, tanta delicadeza, tanto cuidado y sin embargo, NO NOS BASTA.

 

PASO 5. ¿ME AMAS? ¡SÍGUEME!

Lee Jn 21, 15-17.20-22

Hasta que Jesús no pone al descubierto nuestro amor no basta. No nos basta.

Duele, entristece… la insistencia del Resucitado, pero hasta que no le dejamos poner el dedo en nuestro amor no podemos SEGUIRLE.

Tags: