Oración de fin de año

año viejo suesa

Oración de fin de año

Señor, queremos acabar el año con el corazón inclinado hacia ti, en un gesto de reconocimiento.

Tú eres el principio y el fin de nuestro tiempo.

Nuestros días transcurren cosidos por el hilo de tu presencia.

Amigo fiel, ¡qué empeño el tuyo en invitarnos a convertir el tiempo del reloj en tiempo vital, consciente y fértil!

No cuentas nuestros años, no mides la largura o la anchura de nuestro tiempo. No, tú no mides ni cuentas; entregas, incansable, como entrega el mar sus olas, como entrega la tierra oscura su calor.

Sí, terminamos el año con nuestro corazón comunitario delante de ti, inclinado como signo de reconocimiento fiel, y digno, muy digno, porque está lleno de ti.

No aspiramos a mucho más. Que el nuevo año nos anime a seguir reconociéndote en aquello que suceda, en aquellas y aquellos con quienes nos relacionemos, en la creación hermosa donde encontramos tu palabra.

Un tiempo de confianza se abre, en la metáfora del nuevo año, un tiempo de amor infinito entre los partes, tú y la creación universal. Y casa quien ama como es, no es necesario más, no es posible más, no se puede dar menos.

Amante de la vida, encontramos en tus ojos el privilegio de tu amor. Toma nuestra mirada, es la experiencia agradecida por tu fidelidad.

Tags: