Mártires Emeterio y Celedonio, y otros de hoy

martires de hoy

Mártires Emeterio y Celedonio, y otros de hoy

Hoy celebramos la fiesta de los Santos Mártires Emeterio y Celedonio. Estos dos hombres son patronos de la ciudad de Santander y de la diócesis. En la cripta de la Iglesia del Cristo, bajo la Catedral de Santander, se veneran sus reliquias.

Estos dos santos son del siglo III, un tiempo ya bastante alejado del nuestro, pero lo impresionante es que a día de hoy, 30 de agosto de 2016, nuestra fe continua generando mártires, mujeres y hombres cristianos que prefieren perder su vida a perder su fe en Cristo.

En países como Siria, Afganistán, Irak, Yemen, Kenia,… los cristianos son perseguidos y muchas veces asesinados por grupos extremistas.. En otros países como China, Corea del Norte, Arabia Saudita, Israel, aquellas personas que profesan la fe en Jesús de Nazaret son marginadas, vejadas, excluídas de los derechos de cualquier otro ciudadano, y un sinfín de «clavos» más.

De esto se habla poco en los medios, o casi nada. En la Orden Trinitaria tenemos como carisma ayudar a aquellas personas que están en riesgo de perder su fe en Jesús, ayudar a aquellas que son perseguidas por ser cristianas. Reconocemos que estamos muy sensibilizadas, que procuramos informarnos todo lo posible sobre este tema y quizás por ello nos llama la atención que la gente desconozca esta situación lacerante.

Cada vez resulta más complicado ser cristiano en India, más complicado ser cristiano en Siria, resulta que cada vez son más marginados los cristianos en Israel, con escasas o nulas ayudas por parte del Estado.

Resulta, en definitiva, que, además, los cristianos de occidente miramos hacia otro lado.

Entiendo perfectamente que Pepe Pérez Pérez (nombre ficitcio, claro), de «Santander de toda al vida», ponga como foto de perfil de su cuenta de facebook la bandera de Francia tras uno de los espantosos atentandos que han vivido en el país vecino. Se llama solidaridad y empatía. O que vaya con una pancarta que diga «Yo también soy de Francia». Ya sabemos que Pepe no es francés pero valoramos su gesto de cercanía. Lo que no entiendo es por qué Pepe esgrime su ateísmo cuando se le propone poner una cruz en la foto de su perfil o llevar una camiseta que diga «yo también soy cristiano». Entonces no, entonces contesta: «es que yo no creo».

¿Y la solidaridad?

¿La empatía?

¿Y el esfuerzo por apoyar una causa?

Ciertamente da que pensar.

Hoy oramos por los mártires de nuestros días, los de ayer lunes, los de ahora mismo. Ellos y ellas son la vanguardia de nuestra fe. Y solo nos piden que no los olvidemos.

Jesús, Señor de la vida,

solo tú conoces la fortaleza de su fe.

Bendice su entrega, su respuesta.

Amén.

 

(En la foto está el obispo de Alepo, Siria, con algunas hermanas y hermanos trinitarios)